Prueba seat Mii en carretera

La sensación que te queda al salir por autopista con el Seat Mii, es que los carriles parecen muy anchos y hay mucho espacio !!. Acostumbrados a ir con coches más grandes hasta cuesta mantenerse en el centro del carril.

Ciertamente, estamos ante un coche que no está pensado para hacer muchos kilómetros seguidos en carretera.

Las distancias parecen más largas y es mucho más cansino, sobre todo porque el motor es insuficiente para mantener un ritmo rápido. Pero como aspecto positivo sorprende el aplomo y estabilidad que tiene. Transmite confianza y mucha más seguridad de la esperada para un coche de sus dimensiones.


Conducción por autopista


La cuestión de la poca fuerza del motor es a veces frustrante. Cuando vienen los típicos repechos en la autovía es imposible mantener la velocidad, a no ser que hundamos el pie a tope en el acelerador forzando al motor y hay que estar más atento a los retrovisores que a otra cosa, porque te puedes convertir en una chicane movil para los demás coches más rápidos.

En linea recta y llaneando mantiene los 120 km/h sin problemas y no da sensación de inseguridad, sino que al contrario va muy bien.
El cuentarevoluciones marca ligeramente por encima de 3000 vueltas y hasta que parece que podríamos ir más rápido si acelerásemos más porque el motor va muy alegre y responde bien a ese régimen medio alto.

Según catálogo la velocidad máxima son 160 km/h, que yo no he probado. Ya 120 km/h es ir bastante rápido para este coche que al fin y al cabo por mucha buena sensación, la física es la que es y los 3.50 metros de largo lo hacen muy nervioso a altas velocidades.

Consumo como siempre muy bien. A 120 km/h gasta 5 litros.


Pero sobre todo cansa muchísmo conducir por autopista. Eso me ha llamado mucho la atención.

Pienso que es por tener que estar todo el rato pendiente de mantener la velocidad, con el acelerador bastante pisado porque el motor se viene abajo enseguida y preocupado ante la visión de cualquier cuesta arriba, junto a la dirección muy rápida y una amortiguación bastante firme, tirando a dura hacen que un viaje parezca interminable y de que no llegamos nunca.

Calculo que es casi como el doble de cansino a ir con otro coche más preparado. Impensable hacer más de 200 km sin una buena parada.
Eso calculando que tenemos condiciones buenas, porque si nos pilla un día de viento, lluvia o mucho tráfico el estrés puede llegar a ser considerable.

No hay problemas en hacer un pequeño viaje de menos de 100km, o rodear un momento la circunvalación de una ciudad, pero más no sé yo...

Probando el seat Mii en carretera


Las frustraciones con el motor también se repiten con el Mii en carretera.
Se echa de menos más potencia y sobre todo más par motor a bajas vueltas.

Llaneando en quinta a unos 90 km/h el Mii está girando a poco más de 2.000 r.p.m. y como el par motor máximo lo da entre 3.000 y 4.500 volvemos a tener problemas ante cualquier cuestecilla tan común en nuestro país montañoso.
La velocidad se reduce alarmantemente y enseguida bajamos casi a 70-60 km/h teniendo que reducir a cuarta, acelerar, mirar el retrovisor porque seguramente alguien nos habrá dado alcance y ya lo tendremos pegado al culo, nervioso por adelantarnos....

Hay que conducir muy fino, calcular bien las posibilidades del motor ante cualquier adversidad y aprovechar los momentos favorables para coger velocidad, porque sino, el consumo subirá bastante y tendremos que estar con el pie del acelerador apretando, reduciendo a cuarta, etc...estresante también.

Aún así con seguridad seremos de los más lentos en carretera y habrá que facilitar a los demás el que nos adelanten rápidamente para evitar situaciones de riesgo.

Este motor tres cilindros no se presta a una conducción tranquila, porque hay que estar todo el rato pendiente de él.



Pero no todo son frustraciones. Primero gasta poca gasolina. Eso sí.
En carretera si vamos con inteligencia no pasamos de 4.0 litros a los cien, incluso 3.5 litros en zonas sin puertos de montaña.

Además el coche es muy estable a 90-100 km/h, coje las curvas muy noblemente y el llevar ESP de serie te da un plus de confianza.
Ahora la suspensión que en autopista parece nerviosa, ayuda y los neumáticos Bridgestone que lleva son muy buenos. Tirando a blanditos, agarran bastante y dejan el conjunto muy equilibrado.

En carreteras de baja velocidad es donde está su punto fuerte.
Aquí gracias a su pequeño tamaño y la rapidez de la dirección, junto con la caja de cambios que lleva unas distancias de palanca muy cortitas, y la alegría con la que el motor sube de vueltas, hasta nos parecerá que conducimos un pequeño deportivo.

Es muy agil y las curvas se enlazan con gusto. Incluso en situaciones extremas, como es tan pequeño, llega a derrapar un poco de atrás estilo BMW M3, jeje...

Aquí por lo menos sí que podemos ser de los más rápidos y disfrutar conduciendo.

Saludos

6 comentarios:

  1. Anónimo1/04/2014

    Muy buenas.
    Yo tengo un Aygo con un motor casi calcado y corroboro el que hay que ir pendiente del cambio de marchas. Pero resulta divertido en carretera el reducir dos o tres marchas para adelantar a algún camión. Es cuestión de conocer lo que llevas entre manos. Lógicamente no es un coche para ir a cruceros de 150km/h, pero yo te puedo decir que viajo bastante con el mío y hago medias de 120 km/h y tiradas de 300km. Un saludo y buen blog.

    ResponderEliminar
  2. Buenas
    Yo viajo bastante con el, suelo ir desde Madrid a Barcelona, y la verdad que voy muy agusto, parece un coche bastante mas grande, en mi caso, llevo unas ruedas continental premium contact 2 que la verdad van bastante bien.
    El ultimo viaje lo he realizado a Andorra y como siempre, se ha portado genial.
    En estos momento ya se acerca a los 30.000 Kilometros, la unica incidencia que he tenido es la bomba del agua, parece que en algunos modelos, "silva" al ralentí, y ahy que sustituirla, en mi caso en Garantia sin ningun problema hasta hoy,
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¿Iria bien en 15 Km de autopista a 120 Km/h?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí, claro, el motor es suficiente para ir bien a cualquier sitio. No tienes las prestaciones de un deportivo o como una furgoneta en cuestión de carga, claro, pero llega bien a 120 Km/h.
      Es estable y transmite confianza.

      Eliminar
  4. Pisando8/14/2015

    Es verdad que al ser un coche de gasolina con un motor pequeño el cuentarevoluciones sube de vueltas con mucha alegría y da gusto pisarle de vez en cuando para sentir el sonido ese de motor alegre que con tanta conducción diesel ya se nos ha olvidado.
    Eso sí las prestaciones no son las de un coche de carreras pero a veces la sensación cuenta más que la realidad

    ResponderEliminar
  5. Yo me hice el anio pasado 2000 km en dos dias con un vw up! y la mar de contento oye. Esta claro que con otros coches mas preparados el viaje seria mas comodo, pero exageras con la frustracion y el no pasar de 120 km/h.
    El coche es muy estable y solo tienes que saber que llevas entre manos. Los repechos y cuestas se hacen largos y hay que tener paciencia, pero en llano se viaja sin problemas. Me hice Francia a cruceros de 130-140 y por Alemania lo puse a 150 varios kilometros. Sin ningun tipo de dolor de espalda o parecidos. Viajamos 2 personas sin excesivo equipaje y saque unos consumos de 5.5 litros a los 100.

    ResponderEliminar